Ziryab, creador de tendencias

Abu l-Hasan Ali ibn Nafi, más conocido como Ziryab que significa mirlo en árabe y se lo pusieron probablemente por su color de piel y su tono de voz suave. Vivió entre los siglos VIII y IX y es considerado uno de los primeros creadores de tendencias del mundo, también llamado en inglés influencer o coolhuner. Nació en Bagdad capital entonces del imperio musulmán donde recibió una sólida formación en artes y ciencias además gozó del respaldo del califa Harún al-Rashid. Desavenencias en el califato y los celos de su mentor en música, el gran Ishaq al-Mawsili, propiciaron su marcha que le llevó a varios lugares hasta que decidió escribir al emir -Alhakén I- de Córdoba para ofrecerle sus servicios. Éste aceptó de inmediato pero cuando llegó en el año 822 había fallecido, así pues se quedó con su hijo Abd al Rahman II.

El deseo y objetivo del nuevo emir omeya era poder competir con el califato abasida de Bagdad y a ello contribuyó de forma notable Ziryab que por sus gran trabajo, consejo, etc. le sería atribuido un sueldo y un palacio. Con el emirato en paz, lograron alzar Al-Andalus a cotas poco conocidas de cultura y esplendor causando la admiración de buena parte del mundo.

Creo tendencia dentro de la jassa (aristocracia andalusí) dado su estilo, buen gusto y elegancia, siendo introductor de modas y normas de protocolo. Gracias a él comenzaron a utilizar tejidos y colores según la estación del año, incluso aconsejó en materia de complementos. Su revolución en la gastronomía llega hasta hoy ya que siguiendo los consejos de los médicos árabes impuso primero tomar las sopas, luego los entremeses, continuando con el plato principal y finalizando con el postre. También aconsejó tomar el vino en vaso de cristal para apreciar mejor su calidad y no en los cubiletes de oro y plata. Hoy en Córdoba es un plato típico el ziriabí, que es un asado de habas saladas.

La higiene fue otro campo donde introdujo grandes cambios, llegando a crear el primer instituto de belleza en el que se enseñaba técnicas de depilación, cosmética y peluquería para la mujer; pero también influyó a los hombres en el corte de la barba y el pelo.  Sin olvidar las tendencias en el uso de cremas, polvos, el empleo de pasta de dientes, etc.

Además, influyó en el uso de mantelería, otras prácticas culinarias y el mobiliario, pero si es recordado en un ámbito es en el de la música puesto que era un virtuoso instrumentista, mejoró la técnica de construcción del laúd (encordaduras y madera) para obtener mejor sonido, le añadió un quinta cuerda (inicios de la guitarra). También fue un conocido cantor así pues para la voz propuso técnicas más estructuradas y cambios en la forma, la estructura musical y la temática –ampliando y renovando las tendencias- obtuvo una obra prolífica llegando hasta 10 mil composiciones, incluso fue el precursor del primer conservatorio de música del mundo musulmán, en el que ejerció como buen maestro.

¿Sabías que Paco de Lucía le compuso una pieza como homenaje y que en Córdoba hay una calle con su nombre?