Violeta Jessop, superviviente del Titanic y el Britannic

Violeta Jessop, superviviente del Titanic y el BritannicDespués de sobrevivir a las dos tragedias marítimas más importantes del siglo XX, resulta difícil decidir si la señorita Violeta Constanza Jessop, fue una chica con suerte o si en realidad era un auténtico imán para las desgracias. Como mínimo, diremos que valor no le faltaba.

Violeta nació en 1887, y a los 21 años empezó a trabajar como camarera en distintos barcos, entre ellos el RMS Olympic , en el que servía cuando en 1911 colisionó contra el HMS Hawke. Ambos barcos consiguieron volver a puerto, y el accidente sólo quedó en un susto, pero esto sólo era un aviso de lo que estaba por venir.

Un año después, fue llamada a trabajar como camarera en el RMS Titanic, y aunque al principio no quería, se dejó convencer por sus familiares y la promesa de una mejor paga. Tres días después de zarpar, el Titanic, con más de 2000 almas a bordo, chocó contra un iceberg y se hundió en menos de 3 horas. Entre los 705 supervivientes, se encontraba la señorita Jessop, que según contó, recibió la orden de subir a uno de los botes salvavidas para ayudar a los demás pasajeros. Eso le salvó la vida.

Pero haber presenciado el hundimiento más famoso de la historia de la navegación no la amedrentó, y en poco tiempo ya estaba otra vez de servicio. Esta vez, como enfermera en el HMHS Britannic, un barco gemelo al Titanic, que debido a la I Guerra Mundial se había reconvertido en barco hospital. En 1916, una gran explosión avisaba de que estaban viviendo los últimos minutos del Britannic. Una mina marina fue la causante de que tan sólo 55 minutos después, el barco acabase en el fondo del mar. Violeta escapó en uno de los botes salvavidas, y sorprendentemente siguió trabajando para otras compañías navieras.

En 1931, decidió retirarse, montó una granja y se hizo comerciante de huevos de gallina. Sin duda, un oficio mucho más relajado.

¿Te ha gustado la historia de Violeta? Escríbenos un comentario