Saltar sobre el tiburón, el riesgo de cambiar una serie

Saltar sobre el tiburón, el riesgo de cambiar una serie

Cuando una serie de televisión tiene éxito, suele alargarse en el tiempo, temporada tras temporada, exponiéndose a caer en la rutina. De esta manera, las líneas argumentales se vuelven predecibles y pierden interés, por lo que puede ser un buen momento para “Saltar sobre el tiburón”, que no es más que una forma de decir que habrá que introducir algún evento extraordinario e inesperado, para tratar de recuperar la audiencia.

La expresión Saltar sobre el tiburón, es un coloquialismo de los críticos estadounidenses, y hace referencia a una escena de la serie “happy days” (Días felices), en la que su protagonista Fonzie, salta literalmente sobre un tiburón con sus esquíes acuáticos para demostrar su valor. Esto significó un gran cambio en la serie, que era una visión realista de la adolescencia, y pasó a convertirse desde ese momento en una especie de comedia, caricatura de sí misma.

El truco funcionó y se ha usado en muchas otras series desde entonces, en forma de bodas, hijos, nuevos personajes, muertes, mudanzas… y muchos otras cosas inventadas para revivir el interés. Sin embargo, un salto del tiburón introduce cambios irremediables, tras lo cuales nada podrá volver a ser como antes, por lo que algunos espectadores podrían sentirse defraudados.