La religión del Monstruo de Espagueti Volador

En 2005, el Consejo de Educación del Estado de Kansas, decidió que en clase de biología en los institutos debían dedicarse el mismo número de horas lectivas para estudiar la teoría de la evolución de Darwing, y el diseño inteligente, en base a que supuestamente ambos tienen la misma validez científica.

En respuesta a esta ley, Bobby Henderson, un físico estadounidense, elaboró una carta abierta al Consejo de Educación, en la que se quejaba de que el diseño inteligente, no era más que una forma encubierta de creacionismo, pero sin utilizar la palabra Dios. Como crítica, también añadió en la carta su deseo de que se incluyese en la enseñanza la posibilidad de que el mundo fuese creado por una especie de bola gigante de espagueti voladora, a la que llamó Monstruo de Espagueti Volador.

En torno a esta idea, se creó una religión llamada Pastafarismo y que se ha usado para parodiar casi todos los aspectos de las demás religiones del mundo. El propio Bobby Henderson, escribió el Evangelio del Monstruo de Espagueti Volador en el que explica el mito de la creación pastafari y los “realmente preferiría que no”, que son la versión pastafari de los mandamientos cristianos.