La conspiración de los chemtrails

La conspiración de los chemtrailsLa palabra chemtrail proviene del inglés chemical trail, que en español significa estela química, y está relacionada con el rastro blanco que algunos aviones dejan tras de sí cuando atraviesan el cielo. Según los partidarios de esta conspiración, estas líneas serían en realidad emisiones de productos químicos dirigidas por alguna agencia o empresa, con el fin de perjudicar a la población o para ejercer algún tipo de control mental.

El término chemtrail fue utilizado por primera vez por el periodista William Thomas en 1999, aunque el fenómeno es anterior, y a esta palabra suele acompañarle el slogan alarmista: “Nos están fumigando“.

Por otro lado, la versión oficial, es que se trata simplemente de lo que se conoce como estelas de condensación. Cuando un avión vuela, es capaz de permanecer en el aire gracias a una combinación de fenómenos que se producen en las alas y los motores, y que generan diferencias de presión, de velocidad o de la temperatura del aire en distintos puntos. Cuando estas variaciones se unen a las condiciones atmosféricas, dan lugar a la condensación del agua que se encuentra en el aire en forma de humedad.

Las estelas de condensación son un fenómeno bien conocido y descrito por la ciencia, pero ¿se trata de eso, o realmente nos fumigan?