Jack Churchill, un arquero inglés contra los nazis

Jack Churchill, también conocido como “el luchador” o “Loco Mad”, fue un capitán del ejército británico, cuyo lema era “cualquier oficial que entre en acción sin su espada, estará indebidamente armado“. Nació en Hong Kong en 1906, y aunque también participó en la primera, fue realmente en la Segunda Guerra Mundial donde destacó.

Jack Churchill, era un experto tirador con arco, lo llevaba a todas partes, y no dudaba en utilizarlo en las acciones militares para eliminar silenciosamente a guardias alemanes, cosa que le valió una medalla. Otra medalla la consiguió por tomar con éxito unas baterías de ametralladoras en una playa noruega, en la que asombró a sus soldados desembarcando el primero e ir corriendo hacia el enemigo mientras gritaba con su espada en alto.

Consiguió una medalla más, por liberar un pueblo italiano ocupado, sin disparar ni una sola bala, tan solo intimidando con gritos y su espada a los más de 100 confundidos nazis a los que tomó como prisioneros.

En 1944, fue capturado en Yugoslavia, y trasladado al campo de concentración de Sachsenhausen, del que consiguió escapar y estar 14 días en libertad hasta que la gestapo volvió a capturarlo. Se libró por los pelos de ser fusilado y fue encerrado de nuevo hasta el final de la guerra. Su vida acabó apaciblemente en 1996 en Inglaterra.