Hetty Green, la mujer más rica y tacaña de la historia

Hetty Green, la mujer más rica y tacaña de la historiaHetty Green fue la mujer más rica y a la misma vez más tacaña de la historia de mediados del siglo XIX, tanto es así, que está incluida en el libro Guinness de los récords por esta razón. Con una inmensa fortuna amasada durante años (aproximadamente de doscientos millones de dólares), era prestamista en Nueva York y jamás perdonaba las deudas que se le debía, por lo que se le empezó a llamar “la bruja de Wall Street“.

Cuando se casó, Hetty Green hizo firmar a su marido un documento, por el cual él nunca recibiría ni un sólo dolar de ella, ni viva ni cuando muriera. Y lo llevó a la práctica cuando su esposo, que era especulador de bolsa, perdió 2 millones de dólares y se arruinó. Hetty se negó a ayudarlo y se separó de él, cuando éste no pudo hacer frente a los gastos de la casa.

A sus hijos sólo les dio lo necesario para que vivieran de manera austera. Su ropa siempre era vieja y nunca se la cambiaba, por ello la solían confundir con una vagabunda y le daban limosnas, que nunca devolvía. Compraba la comida en economatos y en ocasiones comía en comedores sociales. Tampoco se gastaba dinero en médicos, y cuando su hijo se fracturó la pierna, ella lo quiso curar en casa, ya que no quería gastarse un centavo en hospitales, algo que finalmente no le salió bien, y a su hijo le tuvieron que amputar la pierna.

Cuando enfermó de una apoplejía y como no quería pagar a una enfermera, sus hijos contrataron a una, pero le hicieron vestir de ropa de calle, para que Green creyera que era una voluntaria. Al morir Hetty, su hijo dilapidó parte de la fortuna y la otra mitad se repartió entre la beneficencia.

¿Cómo haces frente a los gastos en época de crisis? ¿Crees que hay que ser ahorrador como lo fue Hetty Green? Nos encantaría saber que opinas tú.