El proyecto Mogul en Roswell

En 1947, se dio luz verde al secretísimo proyecto Mogul estadounidense. El objetivo del proyecto era detectar posibles pruebas nucleares soviéticas durante la guerra fría, utilizando unos globos sonda capaces de detectar el sonido producido por ellas. Cuando se ponían en vuelo estos artilugios, se mantenían a una altura constante durante su vida útil gracias a un racimo de globos llenos de helio y después caían al suelo, siendo recogidos por los militares lo más rápida y silenciosamente posible.

El 4 de junio de 1947, se lanzó el globo nº 4 del proyecto Mogul, con el que se perdió la comunicación al día siguiente. Semanas después, Mac Brazel, un granjero de Roswell (Nuevo México), encontró los restos de “algo” que parecía haberse estrellado, y al dar parte a las autoridades, fue rápidamente retirado por las fuerzas aéreas sin dar explicaciones. Los periódicos comenzaron a decir que se trataba de un platillo volante, y que el gobierno ocultaba la verdad, ahí empezó la leyenda.

A día de hoy, aún hay quien mantiene que en Roswell se estrelló una nave alienígena, a pesar de que en los 90 se desclasificaron documentos confidenciales en los que se explica este incidente. Desde luego, al pueblo de Roswell le conviene la publicidad, ya que el turismo es su fuente principal de ingresos.