El pozo del infierno donde se escuchan gritos

El pozo del infierno donde se escuchan gritosEn 1987, un grupo de científicos dirigidos por el doctor Azzacov, realizó una perforación en suelo Siberiano, que resultó ser tan ambiciosa y profunda, que llegó hasta el mismísimo infierno. Esta historia no estaría mal para una novela, aunque nos sorprendería encontrarla como noticia en un periódico. Al parecer, cuando los investigadores alcanzaron la profundidad de 14 kilómetros, encontraron una extraña cavidad subterránea e hicieron descender un micrófono resistente al calor (abajo había 1100ºC), para obtener información. Lo que grabaron allí abajo les heló la sangre, sonaban gritos de dolor y agonía, que hacía pensar que tenían una prueba real de la existencia del infierno.

Se trata por supuesto de un bulo. Pero no lo vieron así varios periódicos finlandeses, ni el canal religioso de radio Trinity Broadcasting Network, que aceptaron como ciertos los hechos sin hacer la más mínima comprobación. Esto molestó particularmente a un profesor noruego llamado Åge Rendalen, que para dar una lección a los medios de comunicación y su credulidad, decidió exagerar tremendamente la noticia para ver qué ocurría.

Rendalen, envió falsa información a los medios. Lo más destacable fue un informe en el que se aseguraba que un demonio alado había surgido del pozo y había trazado en el cielo las palabras “he vencido“, además proporcionó datos de un testigo presencial. Aunque el informe era realmente una falsa traducción de un documento sin importancia escrito en noruego, y el testigo era un amigo suyo preparado para mentir cuando fuese necesario. Sorprendentemente la noticia se publicó centrándose en la criatura monstruosa, sin que nadie verificase la traducción, ni se pusiese en contacto con el falso testigo.

Lo único cierto de la historia, es que realmente sí existió una perforación superprofunda en Kola (norte de Rusia), que tuvo que ser abandonada a la profundidad de 12km por limitaciones financieras, pero nada sobrenatural.

¿Conocías este pozo? ¿Te parece una historia creíble? Coméntanos…