El ojo de Argón de Jim Theis

El ojo de Argón de Jim TheisEn 1970, cuando Jim Theis solo tenía 16 años, escribió un relato fantástico al que llamó “El ojo de Argón“, para una pequeña revista. Aunque podía haber pasado desapercibido, cayó en las manos oportunas, el escritor de ciencia ficción Thomas Nicholas Scortia, y de ahí pasó a la posteridad.

Thomas, impresionado por el relato, se lo envió a la escritora Chelsea Quinn Yarbro, y ésta a varios conocidos. Pero, ¿qué tenía de especial? Pues se trata del relato más delirante y lleno de faltas ortográficas jamás publicado. Además los adjetivos parecían estar elegidos al azar, y los nombres propios resultaban impronunciables. Todo esto convertía a “El ojo de Argón” en el peor relato de ciencia ficción de la historia. Otro escritor, David Langford, llegó a decir de Jim Theis, que “tiene el don de elegir la palabra incorrecta y utilizarla mal“.

El relato cuenta la historia de un bárbaro que consigue escapar de una prisión y rescatar a una chica que iba a ser sacrificada por unos sacerdotes. En las convenciones de ciencia ficción, suelen hacerse concursos de lectura, que consisten en leerlos con todas sus faltas ortográficas, sin equivocarse y sin reirse. Gana quien consige leer más frases.