El alma a cambio del mejor blues

“El Rey del Delta blues” o “el abuelo del Rock-and-Roll”, son algunos de sus apodos. Influyó a generaciones de músicos a pesar de haber grabado solamente 27 temas distintos. Eric Clapton, Bob Dylan, los Led Zeppelin, los Rolling Stones o Jimi Hendrix son solo algunos de sus declarados admiradores.

Hablamos de Robert Johnson, que nació en 1911 y murió con solo 27 años. La leyenda cuenta que se citó con el diablo en el mítico cruce de caminos de las autopistas 61 con la 49. Allí, a media noche, apareció un gran hombre negro, le cogió la guitarra, la afinó y tocó algunos temas. Después se la devolvió cerrando así el trato: “vender su alma a cambio del mejor blues”.

Aunque Robert nunca hablo de tal pacto durante su vida, canciones como me and the devil (yo y el diablo) y sobretodo crossroads (cruce de caminos) sirvieron para alimentar la leyenda.