Darvaza, la puerta del infierno

Darvaza, la puerta del infiernoDarvaza o Derveze, es un pequeño pueblo de Turkmenistán, en Ásia Central. Este poblado, a pesar de no tiener más de un par de miles de habitantes, se ha hecho famoso en todo el mundo por algo que algunos llaman “la puerta del infierno“.

A principios de la década de los 70, cuando Turkmenistán pertenecía a la desaparecida Unión Soviética, se ordenó una prospección minera en la zona de Darvaza, que se sabía que era rica en gas natural y petróleo. Una vez establecido el campamento y toda la maquinaria necesaria, los científicos encontraron un yacimiento de gas y empezaron a extraerlo hasta que surgió un problema. Al parecer, estaban sobre una cueva poco profunda que acabó hundiendose bajo sus pies, dejando un cráter de 60 metros de diámetro y 20 metros de profundidad. No hubo víctimas personales, pero había que pensar qué hacer con todo el gas que estaba escapando de allí.

De aquel enorme agujero, estaba emanando gas metano, que puede ser muy útil para nosotros, pero en la atmósfera es un peligroso gas de efecto invernadero, por lo que se tomó la decisión de incendiarlo, y esperar los días necesarios para que se agotase. Lo curioso es que cuarenta años después, sigue ardiendo, ofreciéndonos un sobrecogedor espectáculo de fuego que muchos comparan con una puerta al infierno.