Arrancando con la izquierda

Las 24 horas de Le Mans, es una mítica carrera que se disputa cerca de la ciudad de Le Mans (Francia). Se trata de una carrera de resistencia e inicialmente comenzaba con lo que se conocía como “la salida Le Mans”, que consistía en que los pilotos estaban a un lado de la pista y los coches aparcados al otro. Cuando se daba la salida, cada piloto corría a su coche, y arrancaba lo más rápido posible.

La marca de automóviles alemana Porsche ideó un sistema para poder salir más rápido. Colocando la llave de arranque en el lado izquierdo, el piloto podía arrancar con la izquierda e ir metiendo primera con la derecha.

Aunque esta particular forma de comenzar la carrera acabó eliminandose, debido a que los pilotos no se abrochaban el cinturón para no perder tiempo, Porsche mantuvo la llave en el lado izquierdo.